viernes, 14 de julio de 2006


Ganas de arrollar, de triunfar, de comenzar otra vez o de comenzar de una puta vez, de comerme el mundo, de gritar. Una bola enorme de emociones inconexas ocupando el lugar de mis vísceras, esa certeza impagable de "yo puedo, allá voy", la inconfundible, implacable y escasa sensación de estar conscientemente viva.

El pleno convencimiento de ser inmortal.

Muse han vuelto. Cómo no voy a amarlos.

6 comentarios:

Sad dijo...

es como es hijo que hace una travesura... le debes castigar mil veces, pero nunca dejaras de quererlo.

La reina de la miel dijo...

Querido, me he permitido el lujo de borrar tu duplicado, mera estética...
Sobre ellos...dudo que nadie a quien yo pueda mirar a los ojos sea capaz de exaltarme de esta manera. Viva la emoción cruda.

Sad dijo...

¿Lo pones en duda?...
- Emoción cruda... y trepidante.

dronbyfoto dijo...

I really enjoyed looking at your site, I found it very helpful indeed, keep up the good work.
»

luis dijo...

El pleno convencimiento de ser inmortal.
Tu lo has dicho y añado algo mas.
Quien mejor que nosotros para triunfar, que llevamos tanto tiempo entre tinieblas, con buenas ideas pero sin poder llevarlas a cabo por una u otra razon.
Ya esta bien de ser buenos, vamos a comernoslos

La reina de la miel dijo...

Cáspita, ¿usted de segundo nombre no será Lestat...? Una penita que me permanezca en el "economato", como decían Gomaespuma xD