martes, 20 de marzo de 2007

La lista de Robertson y el impaciente galés

Aparte de tener las articulaciones rotulianas hechas cisco, comparto algo más con Maruja Torres: la pasión ardorosa y demoledora por Ralph Fiennes desde que apareció en pantalla con el uniforme nazi y esos ojos de gato cabrón, valga el pleonasmo.

Desde entonces me he tragado sin rechistar sus películas -y miren que las hay de muy variado pelaje, glups- hasta casi sufrir taquicardia de la emoción cuando protagonizó la enésima versión de Wuthering Heights, dando vida al Heathcliff más tiznado, greñas y arrebatador de la historia del cine, con permiso de Sir Lawrence Olivier, por supuesto.

Si bien su vida privada tuvo algún meneo que otro reseñable para la prensa amarilla -que si ahora dejo a mi mujer, que si luego me lío con mi compañera de reparto en Hamlet, 20 años mayor que yo, en fin, cosillas...-, nunca hasta ahora había protagonizado escandalazo semejante al azafatagate en el que se ha metido. Como la historia ya ha sido debidamente divulgada no voy contarla de nuevo, pero no me resisto a hablar de Lisa Robertson, la aeromoza rubia, alta y retrechera que en mi imaginación celosa y calenturienta ya había sido elevada a categoría de Miss Puerta de Embarque 2007, como poco. Hoy, gracias a esa publicación seria y rigurosa que es Pronto (a ver esas risillas, se callen, coño), he visto por fin a la afortunada. Hela aquí. Prácticamente el mismo texto de la Pronto es el que se puede leer en inglés en el Border Mail (cuyo nombre, por cierto, no sé si aludirá al cociente intelectual de sus suscriptores, yo por si las moscas me suscribiría al Times aunque solo fuera para disimular).

Sí, no me digan nada, lo sé. Será rubia, será alta, será estilosa, pero es más fea que un pie, y yo eso es lo que no le perdono a mi Ralphie: la clamorosa falta de buen gusto en un gentleman británico como él. Bueno, eso y que sea un rijoso de manual, una mierdecilla de caballero que ni se digna a dar la cara como si no hubiera tenido nada que ver en el polvo en suspensión (juas) y un guarro que no se pone la gomita, que ya clama al cielo, nunca mejor dicho.

8 comentarios:

Cayetana Altovoltaje dijo...

Pues sí que es... bueno, yo no diría fea, pero sí que es ultratípicamente inglesa. Vamos, extraordinaria sin el "extra". Una juani de Wolverhampton. El sr. Fiennes hace bien en callarse, que la chica ya le sacará bastante partido ella sola al polvete de altos vuelos.

La reina de la miel dijo...

Pues ya me dirás qué iba a hacer la criatura, hija mía, ahora que por fin tiene tan cerca cobrar un pastón para financiarse la rinoplastia y así poder ir a Ascot sin que le pongan el bocado y los estribos...

Guitardo dijo...

Chica, dejo un día de hacerte caso y mira lo que me pones en el blog. Que me ruborizo!

Ayer estuve viendo "La vida de los otros"... tanto me habían contado que me dejó un poco frío, la verdad.

Así que Ralphie, eh? A parte de la Lista de Schindler me gustó en Spider.

Carlos dijo...

EL ARTE DE LA VENTAJA
Libro virtual para descargar en

http://www.personal.able.es/cm.perez/Extracto_de_EL_ARTE_DE_LA_VENTAJA.pdf

Manual práctico para sobrevivir con astucia en el mundo. Lo que te han contado no es suficiente para triunfar: los conocimientos de este libro se aplican de forma inmediata con resultados excelentes.

Mas libros en
http://www.personal.able.es/cm.perez/

Lord of Sarrios dijo...

Seguro consigue vuelos gratis.

La Pichi dijo...

La verdad que Miss Puerta de Embarque 2007 no es, no...:-S Pero es que, si me lo permites, a mi Ralph tampoco me parece nada del otro mundo xD

La reina de la miel dijo...

Huy, pues claro que no te lo permito: Ralph y Jude, pa mí, de lo más guapo que parió madre (va a ser que me gustan hijos de la gran...Bretaña)

bLuEsMaN dijo...

Fiennes es un actor que me encanta desde hace años y la historia del affair con la azafata también la había leído. Me imaginaba una chica algo más impresionante...pero ya se sabe que para gustos colores.
Quizás fue más lógica su relación con aquella madura actriz.

saludos