miércoles, 7 de marzo de 2007

Volverás a Colonia


Seis meses después de mi primera visita, vuelvo a Colonia por obra y gracia de Jacob y Corina (que vale, que sí, que soy una pesada con Benítez Reyes, pero como it's my party pues me repito if I want to, ¿estamos?).

El libro me está gustando mucho; lo malo es que la mención a la ciudad alemana me trae unos recuerdos agridulces a lomos de una Vespa plateada y tocada con un casco blanco no sé muy bien si de Nanni Moretti o de Atomic Ant que, en fin, corramos el famoso velo...

Va por ti, Duke, despite all.

3 comentarios:

Cayetana Altovoltaje dijo...

Pues bon voyage, querida. Cuidado con las motos, que son un peligro, y con los alemanes, que son muy cucos.

La reina de la miel dijo...

Qué va, no es tan fiero el teutón como lo pintan, y además, paradójicamente, aquí no hay centroeuropeos rubios implicados (penita, slurp). Sí que me dan más miedín las amotos, glups. ¿Has visto que fotos más guapas hace mi kleine Rollei? Ole y ole la tecnología alemana.

La Pichi dijo...

Son bonitos esos viajes literarios...;-)