viernes, 4 de abril de 2008

Si total para qué


Suena de fondo el segundo movimiento del Piano Concerto in D Minor de Dios, digo, de Bach, y doy un sorbo a la infusión relajante, y me quedo mirando la dieffenbachia, y se me saltan las lágrimas. Creo que fue Severo Ochoa quien dijo que éramos una breve aventura química sin sentido. O quizás lo dijo Ramón y Cajal, pero la desolación es la misma. Lloro, ya digo, maldiciendo mis neurotransmisores, mis hormonas y todo ese entramado infernal que me hace darme cuenta de que lloro.


Todo iba más o menos bien hoy hasta que ella quiso entrar en el Dindurra. Y entramos, y mientras ella parloteaba con vetustas damas que parecieran atornilladas a las sillas desde la apertura del local allá por la época en la que los caballeros se engomaban el bigote, yo tenía delirios existencialistas en los que la veía a Ella, no a ella-mi madre, sino a la Parca tomándose un café entre sus próximas clientas. De repente ví que 35 años no son nada, que reposaban en aquellas mesas ecos de vidas que un día palpitaron y anhelaron y lucharon, y en esta tarde de viernes dormitaban entre veladores de mármol dándose ya por vencidas, si total para qué.


Fui consciente de que tampoco es para tanto haber llegado hasta aquí, que parece que pasó en un suspiro, fue ayer por la tarde cuando perdí la cesta de Bambi, y por tanto en otro suspiro y media docena de objetos queridos extraviados más voy a plantarme en la primera línea hacia el abismo, como cuando en aquellos odiados ejercicios grupales en clase de gimnasia echaba a correr la compañera que te precedía en la fila y quedabas allí esperando tu turno, el corazón desbocado, me toca, me toca...


Me toca. Mierda. Y esta vez no habrá exención de clase de gimnasia que valga. Sólo quedará intentar cubrir con dignidad estos segundos eternos hasta que llegue el turno.






11 comentarios:

tipodeincógnito dijo...

La mejor M en el mes más cruel. Abril te debe algo, querida. Es el post más lindo que te he leído. Aub se sentiría orgulloso: me toca, me toca. Nos toca, coño. Baxter, ahí al lado, está metido en un degenerativo proceso melancólico asimismo. Penar pa' qué.

Capazorros dijo...

Un poco baja se te ve.¡Qué le den a la Parca!¡Como la coja le voy a decir cuatro cosa bien dichas!

aljorista dijo...

vamos vamos vamos, la tristeza no es sino el camino a la felicidad, aunque el mundo sea una mierda, mírate al espejo y grita: soy increíble!!! porque lo eres, querida M.

Agente 99 dijo...

Hola, vengo de "mi mesa cojea", soy la que ha dicho que follar es un coñazo, lo mejor de todo es que tu frase "estoy harta de ser buena" tambien es mía, lo ha sido toda la vida, aún no he leído tu blog pero voy a ello....creo que me quedaré por aqui....

Besos guaja!!

pcbcarp dijo...

Uno empieza a percatarse de muchas cosas cuando le han cerrado ya todos los bares donde estaban sus recuerdos. Entonces te das cuenta de que ya sólo son recuerdos. Pero, lo mejor era cuando me toca me toca, salías corriendo y te llevabas puesto el plinto y esparramabas todos los cajones.

La reina de la miel dijo...

P, abril no devuelve nunca lo que se lleva, ay, o mejor dicho, miau...
Señor Capazorros, a mí es que la primavera me altera, pero al revés.
Aljorista, qué cariñoso, lo leo y no lo creo ;-)
Agente 99, ¿también astur o cómo? Pasa y mira lo que quieras, y tú, ¿blog para cuándo?
Pcbcarp, la imagen del esparramamiento me ha hecho reir: yo es que pasaba auténticas torturas en clase de gimnasia, uf

Tommy_Baxter dijo...

Hoy es siempre todavía, querida M.

Alma Cándida dijo...

Sí, el spleen... los prerrafaelitas... Bach...

Qué acojone, los cajones del plinto (cuánto tiempo hacía que no escuchaba esa palabra... Ni "exenta de gimnasia"...).

Melancolía, humor negro, ¿no es curiosa la etimología?

Vengo rebotada de La Barra Virtual, Reina de la Miel, y yo también estoy harta de ser buena, pero me da que no queda otra. Menos mal que mañana es fiesta.

Por cierto, un escritor de mi isla, y sin embargo amigo, publicó hace nada un libro con el título de "Textículos", anda ya, y veo que es una de tus etiquetas, qué cosas, oiga (no lo demandes, pobrecillo).

Salud y llora a gusto. Nos vemos.

La reina de la miel dijo...

alma cándida, hija, encantada de verte por aquí...No sé si no quedará otra, pero ya estoy un poco harta hasta de estar harta, leñe...

Alma Cándida dijo...

"Semos" dos... :)

Me pasé un buen rato mirando tu blog. Si es que cada artículo está "maravillosamente bien escrito", qué más se puede pedir.

(Lo de Pedro Marín, muy fuelte)

voyasermala dijo...

Me has hecho sentir más vieja si cabe, mandawebs. Cuando suba a Gijón, nos vamos a comer unos churros al Dindurra?. No! mejor, unos bailes en el desguace de Pinzales?¿ (a lo mejor ni existe ya...XD). A ver si te pillo y chateamos al menos, OK?. Besucos malosa