viernes, 8 de mayo de 2009

Negra sombra

Hay personas que siempre están acompañadas aunque paradójicamente alejan de su lado a quienes les quieren. Allá donde vayan, estén con quien estén, su compañera de viaje es una negra sombra que en todo momento se esconde entre los pliegues de su alma. La negra sombra es muy celosa, no admite que su presa sea amada por nadie más, y sabe cómo espantar a sus competidores. Ataca por sorpresa y con furia, aturdiendo al pretendiente de su posesión, robando ilusiones, enterrando afectos. La negra sombra no conoce la piedad ni la claudicación. Su voracidad y eficacia no tienen límites.

Quien vive acompañado por la negra sombra no lo sabe, o lo intuye muy levemente. En momentos de lucidez comprende que hay algo ominoso que le impide ser feliz o hacer feliz a los demás (son sinónimos), pero el mayor triunfo del amo sobre el esclavo es que éste viva resignado a su suerte, sin esperanza de cambio y convencido de que él es así. El esclavo de la negra sombra quiere amar pero no sabe hacerlo, y asume sus fracasos como un sino inevitable. Se rinde antes de intentarlo, la indefensión le paraliza.
Mientras, la negra sombra hace su trabajo con maestría, despreciando o negando los vanos intentos de los demás de demostrarle a esa persona que la quieren, que están dispuestos a luchar por ella, que el amor es más grande que todo y merece la pena siempre. Siempre.

La negra sombra domina también el arte del disfraz. Se mimetiza de tal forma que realmente llega a ser su víctima. De manera simétrica, la víctima cree ser eso que habla por su boca. El segundo gran triunfo del amo sobre el esclavo es que éste viva contento con sus cadenas, que las exhiba orgulloso cuando alguien se las señala.

La negra sombra siempre domina a su esclavo susurrándole desde atrás. Nunca se coloca frente a él, nunca expone su naturaleza fangosa y destructiva a un examen objetivo porque sabe que lo único que podría matarla es que su víctima comprendiera. Agazapada tras su presa, extiende sobre su entendimiento un velo de confusión y da la vuelta al espejo para que nunca pueda verse tal y como es. Habría que hacer un gran esfuerzo para arrancarse el velo y voltear el espejo, pero no todo el mundo tiene la valentía de enfrentarse a su negra sombra. Es más cómoda la vida de esclavo ciego, es menos trabajoso dejar morir el amor que salvarlo y hacerlo crecer.

No basta con querer a alguien para librarle de su negra sombra. Es el propio esclavo quien ha de cobrar consciencia de su atadura y atreverse a la rebelión. Han de concurrir la introspección, presencia de ánimo, mucha voluntad y mucho amor. Porque si no hay amor, nada soy.


Sirvan estas palabras como consuelo y alivio para todos aquellos que sufren de rabia por no saber demostrar que aman, aquellos a quienes las flores aún frescas se les mueren entre las manos, que echan de su lado a quienes pueden hacerles felices, aquellos que son tristes corazones sin latido: los que os queremos seguimos aquí, esperando que algún día os atreváis a romper vuestras negras cadenas.

15 comentarios:

Biónica dijo...

Joder, qué bueno... me has tocado la fibra sensible... increíblemente bueno el texto Reina... si es que ya lo digo yo, que lo bueno se hace esperar. Grandioso.

¿Puedo hacer un link a tu texto desde mi blog? Esto lo tiene que ver el mundo...

(Antes era Deafchina, un besazo enorme... te acompaño esperando a que los de las negras sombras se den cuenta...)

La reina de la miel dijo...

Hola Biónica, muchas gracias. Es un texto de una importancia capital para mí en estos momentos, así que si me ayudas a darlo a conocer al mundo me congratula :)

Anónimo dijo...

Somos lo que percibimos de nosotros mismos. Por eso quizás, sólo quizás, si el esclavo vive contento con sus cadenas no entiende su negra sombra como algo aciago para si mismo: es como el irresponsable sin juicio que vive feliz con su falta de conciencia, aunque en este caso, el cautivo de este maldito compañero de viaje es consciente del daño que hace a quienes le quieren liberar de sus ataduras. Y digo sólo quizás, porque acaso es mi negra sombra la que ahora esté hablando por mi. Lo que sí sé es que no basta con valentía y entendimiento para acabar con ella. Hace falta luz. Y comprensión. Y mucha paciencia. Y algo más que no sé que es pero quizás algún día descubra.

Felicidades por la entrada, reina

La reina de la miel dijo...

aunque en este caso, el cautivo de este maldito compañero de viaje es consciente del daño que hace a quienes le quieren liberar de sus ataduras.Gracias. Hace semanas que estaba esperando una frase así. Ese "algo más" es comunicación desnuda, es pedir ayuda sin sentir vergüenza. Aquí seguimos, pues, esperando.

El Sombrerero dijo...

Me ha venido a la cabeza esta frase de la película "The Shawshank Redemption" a.k.a. "Cadena Perpétua":

"These walls are funny. First you hate 'em, then you get used to 'em. Enough time passes, you get so you depend on them. That's institutionalized."

((La Mujer Biónica responde por mí))

La reina de la miel dijo...

Sombrerero, está bien traida la frase, sí. No debe de haber nada más triste que un preso feliz de serlo. Saludos.

Anónimo dijo...

Lo que importa es lo que uno siente, no lo que los demás piensen de él. Si el preso es feliz ¿quién es el resto del mundo para considerarle un desgraciado?

BUENAS NOTICIAS dijo...

Joder, Honey Queen, me acabas de matar. Voy a ver si encuentro tu mail y te escribo porque es demasiado personal para hacerlo aquí, en el ciberespacio, sin saber quién va a leerlo. Pero que sepas que tus palabras me han dado y han removido la herida más profunda de mi corazón.
Me ha encantado el texto. Y tu capacidad para analizar el tema. Ufff, bueno, lo dejo ya.
Un beso grande!

Marisabidilla dijo...

Mira que siempre me ha gustado su forma de escribir, querida, pero lo de hoy me deja sin palabras.

Ojalá el esclavo dé media vuelta, se encuentre cara a cara con esa negra sombra y la destierre de su vida de un manotazo. Ojalá sea usted la primera persona que le reciba con los brazos abiertos y le felicite por su victoria.
Deseos que tiene una.

Besos mil

Banshee dijo...

Formidable post, me encanta cómo lo has contado.

A menudo no somos conscientes del efecto que provocamos en otros y no está claro si es mejor que nos quiten el velo que nos impide ver o que nos lo dejen puesto.

No puedo resistirme a felicitarte otra vez por tu texto.

Saludos!

Lola dijo...

Ayer me dijo mi marido: "No me cuentes nada de tu trabajo, tienes una vida tan pequeña y tan aburrida, que no me interesa nada de lo que me puedas contar"
Luego añadió: "Háblame de cosas normales y te escucharé"
¿Alguien sabe lo que son cosas normales? Creo que él si que es un especialista en aprtar a la gente que le quiere

Barawën dijo...

Hola! Para serte sincera, encontré tu blog por pura casualidad. Estaba harta de ser buena, y por un acto del subconsciente (sí, me estoy volviendo loca)lo escribí en Google (sí, hablo con Google). Yo conseguí zafarme de mi negra sombra cuando conocí al que es mi novio y mejor amigo. Es cierto que en mis momentos débiles ataca y vuelve a mi por un rato, pero como ya sé lo que pasa, la echo enseguida. Espero que todos se den cuenta, y las podamos echar para que no puedan cogernos desprevenidos. ;) Muchos éxitos para tu blog (que ya los tiene jeje) y te agrego a favoritos para irte siguiendo. ¡Besos!

Anónimo dijo...

estoy harta de ser agradable con la mujer de my hijo se a creido que no a parido nada mas que ella o no lo entiendo. o se opina lo que ella cree o estas en su contra todo cree claro que lo hace perfecto cuando es total mente una super inperfecta de mucho cuidado hay que joderse que fuerte y que pena porque podia ser muy feliz con my hijo pero a ser una infeliz ella no puede hacer feliz a su alrededor.

Anónimo dijo...

Hola Señorita!

Sin querer te encontre, curioseando por la red.
De inicio me llamo mucho la atencion tu nombre: ESTOY HARTA DE SER BUENA (me idenfique de inmediato), y bueno entre a leerte y vaya sorpresa,me has dejado boca abierta e impactada con este tema...es buenisimo y ademas muy acertado...que manera de expresar y de comprender la vida tan extraordinaria y de abrirnos los ojos a quienes somos perseguidos y nos hemos dejado alcanzar y peor aun resignado a lidiar con esta sombra, que mancha y opaca toda nuestra existencia...y no nos deja ser felices...Gracias por despertarme!

Y bueno te pido permiso para compartir tus lineas, que a mas de 3 les va caer como anillo al dedo.

Un gran abrazo y no dejes de escribir, tienes una gran virtud!

La reina de la miel dijo...

Muchas gracias a todos los que han comentado esta entrada. Ha sido la entrada más dura y lamentablemente más certera de la vida de este blog.