jueves, 24 de diciembre de 2009

Autobiografía en cinco actos

Acto primero

Bajo por la calle.
Hay un hoyo profundo en la acera.
Me caigo dentro.
Estoy perdido...me siento impotente.
No es culpa mía.
Tardo una eternidad en salir de él.

Acto segundo

Bajo por la misma calle
Hay un hoyo profundo en la acera.
Finjo no verlo.
Vuelvo a caer dentro.
No puedo creer que esté en el mismo lugar.
Pero no es culpa mía.
Todavía me lleva mucho tiempo salir de él.

Acto tercero

Bajo por la misma calle.
Hay un hoyo profundo en la acera.
Veo que está allí.
Caigo en él de todos modos...: es un hábito.
Tengo los ojos abiertos.
Sé dónde estoy.
Es culpa mía.
Salgo inmediatamente de él.

Acto cuarto

Bajo por la misma calle.
Hay un hoyo profundo en la acera.
Paso por el lado.

Acto quinto

Bajo por otra calle.


Autora: Portia Nelson

Creo que llevo ensayando el acto segundo demasiadas veces. Ya es suficiente, ya me lo sé bien.
Hay que ensayar los siguientes, o de lo contrario no me dará tiempo a llegar al quinto.

¿Y vosotros, en qué acto estáis?

11 comentarios:

Biónica dijo...

En el quinto acto. Sin duda :).

Vale la pena aventurarse por nuevos caminos.

barbaria dijo...

Pasa si puedes del tercero y sigue en el cuarto. De eso al quinto no hay nada...

David dijo...

Brutal...

Cada vez me gusta mas tu blog.. En serio se me hace largo esperar los siguientes post

Neo dijo...

Se supone que Neo salta agujeros y edificios, chica... jajaja

No intentes esquivar el agujero, acepta la verdad: no hay agujero.

:)

sé que puedes hacerlo a tu manera.

pcbcarp dijo...

Es el proceso de adiestramiento del humano muy bien contado, si señora. Uno de mis cuentos de samurais preferidos muestra también el mismo proceso.

Capazorros dijo...

Te veo un poco "hoyada". Estes en el hoyo (bujero, joyo) que estes, tú, sé feliz.¡Qué coño!
¡Feliz 2010, con hoyos o sin ellos!
Hala, date por besada.

Neo dijo...

Otra cosa, reina.
¿No es esta vida en 5 actos un poco aburrida? porque, ¿acaso la vida consiste en cambiar de calle?

Creo que buscas recetas o descripciones o métodos en otras personas y estoy convencido de que, aunque les hayan servido a ellos, a tí no te van a "encajar".
Por supuesto, si este texto te impulsa a ver tus "actos" alternativos, genial.

Estoy convencido de que te sentirás mejor si encuentras tu propio texto, tu propia frase célebre, tu propio camino...

1 besazo

BUENAS NOTICIAS dijo...

Reina de la miel, me encanta este texto, no conocía la autora pero me lo han leído unas cuantas veces.

Yo no estoy de acuerdo con Neo, sí hay agujeros y algunos te atraen como la miel a las abejas (qué oportuno, je je je). Lo suyo es aprender a bajar por la otra calle, estoy de acuerdo, pero también es importante recordar que cuando aprendes a pasar de la primera calle y bajas por la segunda, a veces, encuentras también otros agujeros. Me refiero que, por suerte, la vida está llena de lecciones que podemos aprender...
Un beso enorme.

Neo dijo...

genial, BN, genial!
Pero si liberas tu mente, te darás cuenta de que un agujero no es nada!
(piensa en el agujero del donut!!)
Mira claramente el agujero y tal vez descubras que sólo es una idea que te has hecho de él. Y cómo va a atraerte algo que es sólo una idea en tu pensamiento?
=)

Hay que tener cuidado con las ideas que están en nuestra mente, porque nos pueden traicionar. =)

lo dicho, genial.

Ágata dijo...

yo en el segundo, definitivamente.

Primera vez en tu blog. Me gusta :)

individual-ina dijo...

enganchada al acto tercero!!