miércoles, 27 de enero de 2010

No me extraña que quisieras tanto a Mario

No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Mario Benedetti

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Si te sientes sóla es porque construiste muros en lugar de puentes.

La reina de la miel dijo...

Anónimo, muy cierto: los muros de mi mente en lugar de los puentes de mi corazón. Pero también hay muros que no son míos y de los que no debo hacerme cargo. Un abrazo :-)

La reina de la miel dijo...

Además (se me olvidaba)igual que se levantan, todos los muros, todos, pueden derribarse. Si sabemos, nos atrevemos y queremos, claro :-)

Anónimo dijo...

Aplíquese el cuento entonces, señorita y recuerde que esos muros que dejan afuera a los demás, nos dejan encerrados a nosotros. :)

Capazorros dijo...

Entre tanto muro y puente aquí va a hacer falta un ingeniero de caminos, canales y puertos.
Bueno el Mario Benedetti.
Un saludo desde el puente del muro o desde el muro del puente, no se.

BUENAS NOTICIAS dijo...

Te echaba de menos, Honey Queen. Gran poema has elegido para regresar después de tantos días en silencio. Me hace pensar que sigues caminando. A pesar de los muros. O, quizás, gracias a ellos.
Muchos besos, preciosa. Y un abrazo super enorme.

BUENAS NOTICIAS dijo...

Niña, ¿cómo estás?
Te mando un abrazo fuerte.

jodie398 dijo...

Hola no estoy de acuerdo con algunas entradas ,tienes toda la razón reina igual que se levantan pueden derribarse ,ademas los muros protegen y no necesariamente aislan.
Saludos

barbaria dijo...

¿Muros? ¿Puentes?
¿Se han caído todos los puentes y te has quedado aislada entre muros?
Vuelve, te esperamos.

BUENAS NOTICIAS dijo...

Preciosa, ¿qué es de tu vida? Espero que estés bien. Te dejo un beso enorme.

Anónimo dijo...

Hola,

Es la primera vez que escribo, y precisamente para pedirte que escribas. He leido tus últimas entradas y están llenas de desencanto, pero de grandes verdades. El hilo común de ellas es el dolor y por eso me enganché a esas palabras tan crudas. Es dificil hoy en día poder escuchar el alma de alguien tan sinceramente.
Leí en algún sitio que cuando uno se siente como en un naufragio, es precisamente cuando la creatividad es más fértil.
Aprovecha para escribir, soltar lastre y plasmar tu bien estilo.

Además, ¿como va todo?