sábado, 7 de agosto de 2010

Re-membranza

Matthew Bellamy apenas tendría 20 años cuando compuso esta canción. Showbiz, el negocio del espectáculo. Tan joven y ya sabiendo que esto es un gigantesco espectáculo donde todos somos actores y nos metemos a fondo cada uno en nuestro papel. Tanto, que no vemos que tan solo son eso, personajes, máscaras. Personalidades aprendidas y bien entrenadas. Yo soy así, cada uno es como es, nadie cambia... Hemos olvidado a fuerza de ensayos repetidos que, además de actores en este gran teatro del Mundo, somos otra cosa. Somos, a secas.


Con ustedes, y porque me da la gana otra vez, Muse.



Controlando mis sentimientos durante demasiado tiempo

Forzando nuestra alma más oscura a revelarse

Empujándonos a la autodestruccción.

Como decía la voz en off del protagonista de American Beauty al final, maravilloso monólogo, "no tienen ni la menor idea de lo que les hablo, estoy seguro, pero no se preocupen, algún día la tendrán..."

3 comentarios:

Sílfide dijo...

Muse son buenísimos.

barbaria dijo...

Las máscaras y los disfraces nos ayudan a veces, a vivir, a sobrevivir más bien, pero algun día llega el momento de quitárnoslas.
Temo ese día.

La reina de la miel dijo...

Sílfide, qué te voy a decir yo...

Barbaria, guapa, lo malo será quitarse la máscara sin tener claro qué hay realmente detrás. Yo por ejemplo no sé quién soy de verdad, sólo sé que adopto papeles de víctima en según qué contextos, y de verdugo en otros. Entre unos papeles y otros, me ahogo a mí misma y me siento extraña.