martes, 16 de noviembre de 2010

Pa que luego digan de las rubias...

"He pasado demasiado tiempo dedicándome al amor, a buscarlo, a encontrarlo, a entenderlo...Ahora he dejado de creer en los finales felices y he empezado a apostar por los días felices"

Drew Barrymore, que parecía tontita cuando la compramos...

lunes, 1 de noviembre de 2010

Cosas que hacer en Murcia cuando estás más viva que nunca


- Darte cuenta de que trazarse un plan y llevarlo a cabo con minuciosidad -enlaces suicidas de tren incluidos- resulta ser un excelente refuerzo para el autoconcepto personal. Si quieres hacer algo, déjate de monsergas y hazlo.

-Alucinar con la increíble catedral de fachada barroca, una mole inmediatamente izada al podio de mis favoritas, junto con Colonia y Santiago de Compostela. La Capilla de los Vélez que alberga en su interior es algo sublime.

- Experimentar en mis carnes que tratar de aprender una nueva habilidad física es un gran ejercicio de humildad: el cuerpo es un perfecto desconocido que va por libre, desobedece en los momentos más críticos y te deja en evidencia y con los mocos colgando (literalmente).

-Reflexionar sobre la imagen que de las mujeres en general tienen algunos señores, como el taxista que, al ser preguntado por los lugares de mayor interés de la ciudad para ser visitados en una sola tarde, me indicó con toda la buena intención del mundo la Gran Vía, "que ahí tiene usté todas las tiendas de ropa y el Corte Inglé". Como para ponerme a disertarle del Museo Salzillo, vamos.

- Aprender que luchar contra los elementos indomeñables es la forma más segura de cagarla, ya sean elementos humanos recalcitrantes o chorrazos verticales de aire a 250 km/h. En estos casos lo más práctico es fluir y dejarse llevar, o como diría el otro, be air, my friend.

A colación de esto último, lo que les muestro seguidamente es a esta que les escribe de incógnito entre un puñado de súbditos practicando su más reciente capricho. Me reconocerán fácilmente por mi grácil (ejem) postura aerodinámica dominando el gaseoso elemento (cof cof)
.

-¿Y ustedes aquí en Alcantarilla siempre tienen esta brisa tan molesta?


Total, que un 30 de octubre para atesorar en la memoria con recuerdos emocionantes y agradables. Eso sí, la vuelta en tren a mi reino parecía un capítulo de La Hora Chanante: "próxima estación: Calasparra", "próxima estación: Albacete" Sólo faltaba el Gañán como revisor repartiendo tollinas, oigan.