sábado, 29 de enero de 2011

Cave canem

"El maestro entra en una habitación con espejos. Se sienta en silencio. Mira a su alrededor y se ve reflejado en todas partes. Se siente en paz.
El perro entra en la misma habitación. Mira a su alrededor y ve miles de perros. Se pone nervioso y les enseña los dientes. Observa que los otros perros también están enseñándole los dientes. Se siente agredido y decide atacar".

TODOS LOS ROSTROS DEL MUNDO SON ESPEJOS

Decide qué rostro llevarás por dentro, y ese será el que muestres.

El reflejo de tus gestos y acciones es lo que los demás te proyectan.

(Gracias a El periódico de las buenas noticias, de quien lo rescato...)

1 comentario:

Outsider dijo...

Este pasó desapercibido a mi lectura en las buenas noticias... pero me ha gustado.