miércoles, 5 de enero de 2011

Cry me a river


El niño lloraba a mares. Gemía encogido sobre sí mismo en el sofá, daba mucha pena verle así. Decía entre sollozos que no era feliz, que se sentía solo, que apenas tenía amigos…Lo que más le hacía llorar era su comportamiento cuando se enfadaba, porque se enfadaba muy a menudo con las personas que le querían. Le cayeron dos lagrimones enormes por su carita morena cuando reconoció que se portaba muy mal con su mamá, que a veces le gritaba mucho y no quería hacerlo pero es que era algo superior a él. ¡Lo intento, pero no puedo, es como si me subiera algo por dentro y me abrasara…!

Para este niño que llora a mares vivir dentro del cuerpo de un hombre de 40 años es irrelevante. Él sigue enfadándose con mamá, con todas las mamás que conoce, una tras otra, intenta no hacerlo pero no puede evitarlo, de veras que no puede…

12 comentarios:

Patapalo´s comment dijo...

... los títulos en ingles le dan como otro status a todo lo que escribes a continuación...

Gelu dijo...

J... reconocerlo, la verdad. Pero creo que acabo de asomarme a un charco donde me he visto reflejado....
Dita sea...

;-)

Una que yo me sé dijo...

No sé yo si vivir en la carcasa de 40 puede ser irrelevante. A partir de cierta edad tampoco sé yo si se puede cambiar más allá de 2mm pacá o 2mm pallá...
Un poco para llorar sí es, la verdad. Esto no se hace Reina, hombrepordios, que me pillas en una edad muy mala para leer esto XD.

Anónimo dijo...

Tan cierto que da hasta miedo

Gaearon dijo...

Incluso en una cáscara de 41 años...

Besosss

Anónimo dijo...

Esto debe ser una autodescripción, sin duda.

Carlos dijo...

En ocasiones cambiar es simple y llanamente imposible. mejor dejar de intentarlo. Tal vez no valga la pena y se ha de ser como se es.

PazzaP dijo...

Carlos, seguro que no ignoras que lo único que no cambia es el cambio, así que verlo como simple y llanamente imposible implica el esfuerzo de mantener lo que hay, que comparado con el ejercicio fluido de ser, se hace infinitamente más arduo.

Estoy contigo en que mejor ser como se es, pero sabe que a menudo eso, poco o nada tiene que ver con cómo uno se manifiesta.

Lo difícil no es intentarlo. Lo que se hace en verdad difícil es no empezar siquiera porque uno vive en perpetua disuasión.

La reina de la miel dijo...

PazzaP, lamentablemente yo estaba y estoy aún muy verde para trascender según qué manifestaciones y ver las esencias. Definitivamente, soy muy fenomenológica yo (sonrisa-mueca)
Aferrarse al personaje vs dejarse fluir, eso es interesantísimo, gracias.

PazzaP dijo...

Según lo entiendo, yo también estoy muy verde. Oler una esencia en una pila de cucho quizá sea más difícil que directamente del frasco. Y yo el frasco lo intuyo, pero nada más. Claro que me interesa tenerlo en mi foco más que lo que apesta. Y en casos extremos de dislates, ecualizo y me digo que en todo lo que percibo hay algo de mentira.

Trascender no es sino tomar perspectiva de lo que hay, porque lo hay. El tiempo que te lleve la resistencia, será conflictivo seguro. Sólo el dolor es inevitable cuando llega, pero el sufrimiento, mal que a veces no lo entienda, es opcional.

Mara Jade Garland dijo...

Feliz año, majestad. Seguro que se ha puesto usted ciega de ricas viandas inalcanzables para la plebe. Si es así, espero que haya notado un incremento notable del volumen de sus reales posaderas. Es lo que hay; los pobres somos malos y envidiosos.

Y no me diga que también le ha tocado la lotería, que me hace usted polvo.

¡Feliz 2011!

semilla negra dijo...

A mí me ha recordado a Norman Bates....