domingo, 20 de febrero de 2011

Delete

Tiene entidad, peso, tiene aristas, tiene dimensiones, crece a veces hasta envolvernos como la tela elástica de una araña enorme y repugnante que nos ahoga.

Lo sentimos real, físico, con una presencia abrumadora, está ahí, tiene existencia paralela, crece, engorda, se nutre de nosotros, pero...

...resulta que el sufrimiento es un espejismo, una creación, nuestra obra más retocada, pulida y trabajada. Hay momentos lúcidos en que, honestos con nosotros mismos, tratándonos con amor y perdón a nosotros mismos por primera vez en mucho tiempo, cogemos la brocha y pintamos de blanco el lienzo tan insoportablemente recargado.

Ayer miré el lienzo en blanco y me gustó. Gracias por ayudarme con el bote de pintura y la brocha.
Gracias, de verdad :-)

8 comentarios:

Banshee dijo...

El sufrimiento también nos ayuda a ser quienes somos, y hay cierto confort en sentirse desgraciado. Es esencial no acomodarse en ese confort, el botón de delete, la brocha y la pintura blanca, hay que utilizarlos a tiempo. Bien hecho.

barbaria dijo...

Bienvenida la blancura, y la luz al fin.
Besos.

La reina de la miel dijo...

Gracias a los dos por vuestro apoyo anímico. En un modo virtual no exento de cariño, os quiero :-)

Una que yo me sé dijo...

Esto que leo ya va sonando mucho mejor, y me alegro :))

Outsider dijo...

Despues de ver en TV un cuadro verde en Arco... creo que uno en blanco, tiene mucha más entidad.

La reina de la miel dijo...

Muchas gracias por alegrarte, Una que tú te sabes ;-)

Outsider, mejor un cuadro en blanco que estar hecho un cuadro, no?

Gaearon dijo...

Una de las grandes ventajas de los cuadros en blanco es que uno puede volver a pintarlos con los colores que más le gustan.
A ello ;)

Besoss

La reina de la miel dijo...

Gaearon, sobre todo colores suaves y paisajes alegres, por favor, por favor :-)