sábado, 5 de marzo de 2011

Game over?

Lo que nos protege de la repetición es únicamente la aceptación de nuestra verdad, de toda la verdad


"...Por eso me esforcé tanto como pude por reconocer los más leves cambios de humor de mi madre ya en los primeros estadios, con la esperanza de evitar el ataque adaptándome a ella"

Hacerse adulto significaría dejar de negar la verdad, sentir el dolor reprimido, conocer racionalmente la historia que el cuerpo ya conoce emocionalmente, integrar esta historia y no tener que reprimirla más. Que luego el contacto con los padres pueda o no mantenerse dependerá de las circunstancias. Pero lo que sí debe terminar es la relación enfermiza con los padres interiorizados de la infancia, esa relación a la que llamamos amor, pero que no es amor y que está compuesta de distintos elementos como la gratitud, la compasión, las expectativas, las negaciones, las ilusiones, el miedo, la obediencia y el temor al castigo.

....................

Una persona que no se valora a sí misma ni se respeta, que no se permite ser creativa, no es de esta manera porque lo desee. Sus bloqueos son fruto de una historia que debería conocer con la mayor exactitud posible, conocer desde las emociones, para entender cómo se ha convertido en quien es.
Cuando lo haya entendido, porque ha podido sentirlo, ya no necesitará más consejos. Sólo necesitará un testigo cómplice que recorra con ella el camino hacia su verdad, con quien pueda permitirse aquello que siempre ha deseado pero a lo que tuvo que renunciar: la confianza, el respeto, el amor a uno mismo. Y necesitará perder la esperanza de que sus padres le darán algún día aquello de lo que la privaron.

Alice Miller, extractos de El cuerpo nunca miente

2 comentarios:

PazzaP dijo...

Game Over?

Of course! That's!

Outsider dijo...

Yo creo que vivimos en un mundo de réplica, es la combinación de diversas réplicas la que convierte algo en unico y replicable. La propia escritura es una replica de un conjunto finito de caracteres. Es el modo de usar esas réplicas lo que lo hace único.