domingo, 24 de abril de 2011

Nadie es lo que cree ser, nada es lo que parece

"Voluntariamente debemos enfrentar nuestros sufrimientos y nuestros miedos. El primero de ellos es no haber sido amados. Si nuestros padres no se conocen a ellos mismos y viven con un individualidad artificial, es imposible que nos amen realmente. Amar es conducir a los hijos a su máximo desarrollo de conciencia, amar no es implantarles ideas, sentimientos, deseos y necesidades caducos. No hay una sola persona que haya sido totalmente amada cuando fue niñ@. Todos debemos emprender la ardua tarea de descubrirnos tal como somos y no como nos dijeron que éramos, para por fin amarnos a nosotros mismos. Quien no se ama a sí mismo, no puede amar a los otros… Debemos enfrentar nuestros sentimientos y darnos cuenta que giramos como culebra que se muerde la cola enfrascados en emociones que sin cesar repiten las mismas emociones que tuvimos en la infancia. Lo que nos hicieron cuando niños, ahora nos lo seguimos haciendo, lo que no nos dieron ahora continuamos no dándonoslo… Sin miedo debemos respetar nuestros deseos, sin decirnos yo no soy así. Por monstruosos que nos parezcan, debemos dejarlos manifestarse en nuestra conciencia. Luego podemos decidir si nos conviene o no realizarlos… Debemos vigilar nuestras necesidades, ver si estamos respirando el aire que nos conviene, si estamos comiendo lo que necesitamos en verdad, si los objetos que nos rodean son necesarios, si el trabajo que devora nuestro tiempo es el que corresponde a nuestro talento, si la pareja que nos acompaña nos alegra o no la vida"

3 comentarios:

PazzaP dijo...

Imagino que es Alejandro.

Funde los plomos, para que brilles como el sol, sin artificios.

Buen día, Reina.

Antonio dijo...

Si, debemos ir sin miedo adonde quiera que vayamos, sin olvidar ser prudente como la edad nos enseña a ser.

Por eso, yo ahora soy un temerario. :)

Graciaaaaas por compartir tus pensamientos amigo!


Abrazooooooo

Antonio
http://sonriendoalmundo.blogspot.com/

Nebroa dijo...

Quién es Alejandro? tengo un apellido en la mente, pero no sé si será el mismo...
Que me gusta, que comprendo y que confirmo!