jueves, 19 de mayo de 2011

Inmensamente simple: aquí dentro, ahí delante

Entre el estímulo y la respuesta existe un espacio.
En ese espacio yace nuestra libertad y nuestro poder para elegir la respuesta.
En nuestra respuesta yace nuestro crecimiento y nuestra libertad.



Víctor Frankl, El hombre en busca de sentido




Los que nos hemos pasado la vida reaccionando desde el dolor aprendido en vez de respondiendo desde la realidad presente sabemos bien lo que esto significa, ¿...no es verdad?

10 comentarios:

vyvy dijo...

EXISTE UN ESPACIO INMENSO...QUE NOS PERMITE DESAROLLAR EL POTENCIAL DE UNA RESPUESTA...LA TUYA ... LA MIA ...LA DE EL ...INDIVIDUALESp

manolito dijo...

por lo menos interesante..me he quedado pensando.
no pude resistirme.

Outsider dijo...

Y de ahí nació el cálculo infinitesimal... para medir lo infinitamente pequeño que ese espacio es para algunos.

La reina de la miel dijo...

Outsider, me ha gustado mucho este comentario tuyo (y no suele pasarme, si bien estimo tu participación :-))

PazzaP dijo...

Que ese espacio sea infinitamente pequeño no tiene tanto que ver con su tamaño real, que siempre será relativo a algo, sino con el enfoque de la lente y el número de dioptrías egóicas que la opaque.

PazzaP dijo...

Además de ser un neologismo de la nueva era, egoico no lleva tilde.
Mis disculpas, Reina, que no quiero que dejes de quererme por bestia. :)

Nebroa dijo...

A saber por qué en su día no podía agregarte a mi lista de blogs, los de la derecha, para facilitarme las escapadas a tu casa y de repente hoy, he podido 'milagrosamente'.
Así pues hola de nuevo! Aterrizo en esta entrada que define en pocas líneas lo que ando haciendo con mis respuestas ultimamente...

La reina de la miel dijo...

A los nuevos, bienvenidos. Hola, Nebroa: a ti te "conocía" desde hacía tiempo.

Nebroa dijo...

Y yo a ti pequeña gran saltamontes! por eso he vuelto a encontrarte más de lleno! Ya estás embutida en mi blog para saber cuándo te pronuncias!

Los Hermanos dijo...

A veces me ha pasado que la intelectualización de esta máxima de Frankl, se ha convertido en mi "respuesta automática" para evadir mi responsabilidad ser consciente de mis reacciones.

Del dicho al hecho hay otro espacio también.

Abrazos

www.comodiablos.net