jueves, 5 de mayo de 2011

No te hagas daño

"A un hombre le han contado que existe un árbol con la milagrosa facultad de hacer realidad todos los deseos del que se guarece bajo su sombra. Este hombre, después de años de encarnizada búsqueda, encuentra ese árbol. Se sienta bajo él y piensa en una suculenta cena. De inmediato aparecen múltiples y maravillosos manjares. Cuando se cansa de comer imagina bellas mujeres. Aparecen entonces bellas muchachas que le permiten satisfacer sus deseos. Ahíto de los placeres carnales, pide riquezas. Aparecen cofres llenos de joyas y monedas de oro. El hombre comienza a temblar de miedo, temiendo que vengan a robarle sus tesoros. Entonces aparece una banda de sanguinarios ladrones que le cortan la cabeza y se llevan todo cuanto había acumulado".


Llevamos el infierno y el paraíso dentro de nosotros. El árbol (el Mundo) nos dará aquello que proyectemos en él.


Cabaret místico, A. Jodorowsky

4 comentarios:

Gelu dijo...

...Cuando unas palabras expresan realidades y verdades, y aceptarlo producen escozor...cuanta razón hay en ellas...
D. Alejandro,a su manera...

A la Reina de la miel...mi pleitesía.

La reina de la miel dijo...

Acepto su reverencia, súbdito del (no tan) lejano Oriente :-p

Una que yo me sé dijo...

No, si va a tener razón el amigo Jodo. Y aunque lo sepamos... qué difícil es controlarlo, para mí al menos.

La reina de la miel dijo...

Es difícil para todos, amiga, una lucha constante. Pero cuando te vas dando cuenta de las memeces que uno se lleva repitiendo inconscientemente a sí mismo desde siempre, grabando esas creencias en sus neuronas, da hasta un poco la risa. "No valgo para esto, no me merezco aquello, no soy digno de que me quieran"...¡anda y a la mierda con todo!