sábado, 31 de diciembre de 2011

Sin miedo a la vida


La verdadera patria es la infancia
Rainer Maria Rilke

 
Esta es la niña que fui, la que soy. Esta era yo cuando aún no temía nada, cuando estar viva consistía únicamente en Ser. Entonces el Mundo estaba ahí para cogerlo y ver de cuántas piezas estaba compuesto, no para mirarlo con recelo. Las personas no herían, es que eran como eran. Yo también era como era, y no sabía qué era la vergüenza ni el dolor. Miento, el dolor sí lo conocía, pero cuando se terminaba se terminaba del todo, y ya. Esta era yo cuando no había nada que temer, nada que esperar, nada que sufrir. Esta era yo sin molde, sin mordazas, sin máscara, en bruto, en formato diosa. Así era yo cuando era Yo.


Esta soy. Esta sigo siendo aunque me haya despistado del camino.

18 comentarios:

Gelu dijo...

Creo, o al menos siempre he pensado, que la infancia se nos muere -se escapa- cuando llegamos a las curvas sombrías y heladas de la adolescencia, y posteriormente las carreras fraticidas de la madurez.
Con los años y algunas situaciones personales (yo el primero y últimamente mas) nos asomamos al espejo frío del pasar del tiempo, y te juro que da vertigo. Lo que fuimos, lo que nos despreocupaba...lo que vendría -y como vendría-.
Pero en fin, así es la perra vida...quemar etapas (dita sea).Ver partir a los tuyos. Lo soñado y lo no realizado..lo que queda por venir (ummmhh..mas vértigo).
Lindas palabras Reina, lindos sentimientos...pero esa luz (que no la inocencia) seguirá en esos ojos..en esa sonrisa. Estoy seguru.
Un besín.

BarbaKana dijo...

Joer!,alguien que tiene una foto de infancia y no parece un asesino o un poseido.
"El miedo es libre,cada uno tiene el que quiere",dicen en mi tierra,asi que no se trata de no tenerlo.
Seria un mierda no tenerlo.
Lo bueno es usarlo,darle caña,que te importe una mierda que esté ahi.Prueba a hablar en plan personal con un desconocido,a bocajarro (tiene que ser en un pueblo,la ciudad animaliza).
Prueba a llevarte mal con quien no te mola,discutir y soltarle lo que salga,ala,chupatesa.
Busca temas pendientes y cargatelos, poquito a poquito.
Con miedo,claro,pero usado como aliño.

La reina de la miel dijo...

Gelu, en la sonrisa, tan inocente, asoman dos buenos colmillos, ¿te fijaste? Jaja ;-)

Prueba a llevarte mal con quien no te mola,discutir y soltarle lo que salga,ala,chupatesa.
Barba, eso mismito me puso de tarea la psicóloga hace bien poco tiempo, qué te parece?

lluvya dijo...

Qué fea eres, jodía.

La reina de la miel dijo...

¿Tú crees? No soy de tu opinión, pero gracias por compartirla, hijaputilla.

BarbaKana dijo...

Que bueno,"chicologo" amateur me podria poner?.De todos modos el cabreo sienta bien a la gente.
Un caracter fuerte (fingido vale)hace real a la persona ,la hace visible y material.La tristeza la difumina y desdibuja.No te digo ya lo que debes elejir.
POr cierto,no se puede tener "miedo a la vida" por que yastás ahi,(como temer tener piernas y brazos,seria).
Que temes lo que te pasará? eso es que miras pa lo que no es: el jodio presente.Un saludo.

noia de vidre dijo...

ieeee!!! mola! me encanta tu blog y tu manera de escribir. Pásate por el mio, a ver que te parece, mientrastanto, seguiré chafarseando, jajajajjaa, un saludo desde Barcelona!

http://aquestaetstu.blogspot.com/

pd: Te sigo, si te gusta mi blog, sigueme, jijijiji

La reina de la miel dijo...

Noia de vidre, muchas gracias y pásate cuando quieras :-)

beyders dijo...

¡Qué mona, majestad! Pero no nos engañe: esos ojillos apuntando fijamente un objetivo, esa sonrisilla... que no, que ahí ya se le puede adivinar un grado de hijoputez (con todos mis respetos a la hijoputez, clarostá).

Pero no estoy del todo de acuerdo con esa visión de la niñez. Yo creo que es la etapa más traumática del ser humano porque tienes que sobrevivir por ahí, por esos mundos repletos de otros niños más hijoputas aún, pero sin tener nada de experiencia. Hombre, si tienes hermano mayor aún se puede llevar bien, pero si no lo tienes estás solo y entonces... ¡es la ley de la selva!
Por otra parte no puedes hacer lo que te apetece realmente nunca nunca. Siempre tienes por ahí a alguien diciéndote cuándo y cómo tienes que hacer las cosas. Puaj, un asco, de verdad.

Fdo. Mara Jade Garland (no me deja identificarme como de costumbre. Mierda)

Nebroa dijo...

M'encanta.
No sólo la foto, todo. Y me gustaría ponerme a hablar como una cotorra, de la infancia, de lo que habláis el barbas y tú, de...
Pero no tengo ninguna gana de escribir :s
Luego, si eso

Soraya dijo...

Permíteme decirte que si así eras tú, eras una preciosidad de niña!! Ayyy!! Bendita infancia… dicen que la ausencia de miedo es el camino a la felicidad. Ahora me queda claro porque cuando era una canija era tan feliz. Felicidades por el blog y por esta estupenda entrada!!. Abrazos!

Soledad dijo...

Chee, excelente!! que bueno encontrarte. En el 2009 conocí Asturias, un paraiso.
Bueno, desde Argentina un abrazo y es bueno saber que somos muchos los que nunca dejamos la verdadera patria.
Saludos desde la patagonia.
Sole

La reina de la miel dijo...

Gracias, hermosas. Y a las recién llegadas, bienvenidas! :-)

Erena dijo...

Bonita e interesante reflexión sobre la infancia y la inocencia perdida. Enhorabuena !

La reina de la miel dijo...

Bienvenida y gracias a ti también, Erena :-)

Anna Antón dijo...

Hola,
Acabo de descubrir tu blog... casualmente... hoy tengo un día que estoy realmente hartaaaaaa... y curiosamente en este momento, ya sabes, se nos ocurre escribir en el buscador lo que pensamos... "estoy harta"... e inocentemente esperando encontrar una sorpresa agradable... jajajaja... Y realmente me he sorprendido, gratamente, de verdad...
Me parece muy original tu blog y me ha llegado, te seguiré.
Por cierto, otra curiosidad más que te hará reir, es que en mi blog de poemas, que últimamente no trabajo mucho... tengo el mismo fondo que tú.... jajajajajaaa...

Encantada bella.
Simplemente GRACIAS.

Irene Fra dijo...

¡¡Qué mona!!
Reina de la Miel, no se si te llega de alguna forma vía mail o algo, que he contestado a uno de tus comentarios en mi blog, acerca del dolor. Quizás te resulte interesante...:)
Besos y ... ¡sigue sin miedo a la vida!
Que el niño/a que fuimos lo seguimos llevando dentro, aunque un poco más escondido... Sólo hay que pararse a REconocerlo ;)

La reina de la miel dijo...

Anna, gracias por pasarte por aquí y dejar tu comentario, ya he visto el fondo de tu blog, jeje, ¿tendrán algo en común las blogueras que escogen el mismo fondo? ;-)

Irene, sí he visto tu extensa respuesta a mi comentario, muchísimas gracias. Es un tema que da para mucho y estoy muy interesada en él, mitad como paciente y mitad por interés académico. Hay un autor americano, John E. Sarno, que habla de esto como el síndrome de miositis tensional, ¿lo conoces? Sigo con atención tu blog y comentarios, pero si algún día te apetece contarme algo más extenso, puedes contactarme en mi mail aquí en el blog. ¡Un saludo, guapa!