sábado, 31 de diciembre de 2011

Sin miedo a la vida


La verdadera patria es la infancia
Rainer Maria Rilke

 
Esta es la niña que fui, la que soy. Esta era yo cuando aún no temía nada, cuando estar viva consistía únicamente en Ser. Entonces el Mundo estaba ahí para cogerlo y ver de cuántas piezas estaba compuesto, no para mirarlo con recelo. Las personas no herían, es que eran como eran. Yo también era como era, y no sabía qué era la vergüenza ni el dolor. Miento, el dolor sí lo conocía, pero cuando se terminaba se terminaba del todo, y ya. Esta era yo cuando no había nada que temer, nada que esperar, nada que sufrir. Esta era yo sin molde, sin mordazas, sin máscara, en bruto, en formato diosa. Así era yo cuando era Yo.


Esta soy. Esta sigo siendo aunque me haya despistado del camino.